miércoles, 6 de abril de 2011

Mi primer dia GAY - #NotaMental

Un día amanecí con la sensación de que todo hay que probarlo en la vida.
Con esa confirmación, decidí hacerme PUTO.
Y arranqué ese día como mi primer día de GAY.

Salí de mi departamento en Villa Crespo y me pregunté por donde arrancar. Caminé con rumbo a la Avenida Santa Fe, ícono de la comunidad homosexual. La remera de la selección argentina que tenía puesta no me ayudaba. Volví a casa. Revisé el placard, del cual intentaba salir, pero solo encontré remeras de fútbol y rockeras. Ni una de Air Supply.

Primera #NotaMental Comprarme ropa acorde a mi nueva condición.

Ya en Santa Fe me puse a buscar ropa y calzado, mis botines de F5 no daban. Caminando, encontré un negocio que daba bien gay. Entré y, obviamente, me recibió un empleado gay. Pensé que era lo ideal. Pero, ¿cómo arrancar con mi pedido?
Recuerdo que la charla fue algo así:

- Hola, ¿En qué lo puedo ayudar?
- Si, me acabo de hacer gay y no tengo ropa que me identifique.
- ¿Cómo que te acabas de "hacer" gay?
- Eso, simple, a partir de hoy soy gay.
- Pero eso no es una determinación tan simple. ¿Qué edad tenés?
- 32, pero no entiendo porque me lo preguntas.
- ¿Y alguna vez tuviste inclinaciones homosexuales?¿Dudas?¿Estuviste con un hombre?¿Besaste un hombre?¿Te garchaste un hombre o te garcharon?
- La verdad que a todo lo que me preguntas te tengo que decir que no. Nunca me pasó nada de lo que me preguntas. Y en realidad me hice puto solo porque pienso que en la vida hay que probar todo.

La charla siguió por rumbos desconocidos. Me ayudó con la elección de la ropa. Mucho rosa, todo muy ajustadito, la verdad es que no estaba cómodo. Encima mientras me probaba pantalones, el vendedor se me metió en el cambiador, quiso que iniciarme, me quiso besar, me toqueteó un poco, pero no consiguió hacerme probar un hombre.

Segunda #NotaMental Si sentís rechazo por los hombres nunca vas a poder ser puto.

Mi día siguió caminando por la avenida, cruzándome con minas espectaculares, a las que no podía evitar mirarles las tetas y los culos. Evidentemente iba mal. Encima ellas no me miraban porque ya estaba lookeado gay. Me tomé el trabajo de buscar un hombre que me guste. Un hombre al que no me dé asco besar. A las dos horas, y después de haber caminado desde Pueyrredón hasta 9 de Julio, me dije que no iba a ser fácil ser homosexual si me gustaban tanto las mujeres.

¿Cómo arrancar? ¿Será esto para mí? A esta altura sentía que iba a fracasar nuevamente en uno de mis tantos intentos por probar cosas nuevas. Pero no quería bajar los brazos tan rápido. Así que me decidí a lograrlo. Me dije que al primer hombre con pinta de homo que me cruzaba me lo encaraba. Y a los dos minutos encontré mi candidato. Lo miré fijo a los ojos. Me devolvió la mirada. Le sonreí. Me sonrió. Lo saludé. Me saludó. Lo invité a tomar un café en ese momento y aceptó. Bien, estaba dado el primer paso. Ya estábamos sentados en un bar de Plaza San Martín. La charla era rutinaria, se llamaba Gonzalo (guiño), tenía 29 años y no estaba en pareja. Pero obviamente la tuve que arruinar.

- ¿De que cuadro sos?
- No, no me gusta el fútbol. Me parece un deporte muy violento. Además son veintidos animales corriendo atrás de una pelota... Que asco...
- ¿Como que no te gusta el fútbol? No entendés nada. El fútbol es pasión.
- No, no me gusta ni un poquito. Todos transpirados, cuanto olor, me dan nauseas de solo pensarlo.
- ¿Pero que sos trolo que no te gusta el fútbol?
- Si, soy trolo. Y pensé que vos también lo eras. Andá a cagar hijo de puta.

Se paró y se fué. Quedé solo en el bar, pagando la cuenta y sin haber podido avanzar. Además debo confesar que en ningún momento tuve la sensación de poder besarlo. Definitivamente me estaba dando cuenta de que la homosexualidad no era para mi. Por lo menos en ese momento.

Caminé con rumbo a Corrientes para tomar el subte de regreso a mi hogar. En el medio me dieron una tarjeta de un cabaret barato y acepté entrar. A los diez minutos ya estaba en los reservados, pagandole la copa a la primera que se me acercó. Ese olor a puta barata me puede. Ese perfume berreta que llevan es mi perdición. Mi día, que había arrancado con la homosexualidad golpeando a mi puerta, estaba, a esa altura, regalandome un pete brutal, de esos que dan las veteranas del centro.

Una vez concluido el asunto, pasé por el baño a higienizarme (si, en esos baños lo único q no hay es higiene) y emprender el regreso frustrado a mi morada.

Tercera #NotaMental El día que decidas hacerte PUTO tenés que estar bien definido.

FIN

Los saluda su amigo hetero @augustogloop

28 comentarios:

  1. EXCELNETE me hiciste reir mucho, sabes que te imagine con la remera rosa y no pude parar de reirme

    te adorooO! eso si si te haces puto avisame unos dias antes! (guiño, guiño)

    ResponderEliminar
  2. Así que antes que un chongo con perfume francés, preferís un gato cascoteado con perfume asqueroso. Arribo a la interesante (?) conclusión de que si te gusta la pochi, no vas a cambiar por pitulin (hablo como maestra jardinera), los hábitos y gustos no se cambian...

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a mis dos barras bravas!!!!
    Las quiero!!!

    ResponderEliminar
  4. "bien puto" o "bien, puto"
    gracias zen!

    ResponderEliminar
  5. Es indudable que se trata de un post 100% Gloop...es increíble como se mezclan la ficcion y la realidad...una de las chicas comento que te visualizo con la remerita rosa...yo no deje de imaginarte en un cabarulo de mala muerte haciendote tirar la goma por una vieja desdentada.
    Como siempre un placer leerte y busca el termino medio: ni puto ni mujeriego jeropisimo! EQUILIBRIO OMMMMMM!
    Carolina

    ResponderEliminar
  6. Hola caro, el dia q tenga equilibrio me caigo!!!!
    Muchas gracias!!!!

    ResponderEliminar
  7. De repente me hago preguntas y afirmaciones varias..
    1) como conseguiste esposa?
    2) de donde sale la ridicula idea de que hay que vestir rosa para ser gay?
    3) es imposible que yo alguna vez te tenga el minimo de respeto.. (guiño)
    4) Dios le da pan a la que no tiene dientes.. y encima cobra por comerlo...

    ResponderEliminar
  8. tratare de responder (?)
    1) ni idea.
    2) es un mito q me gusta usar para joder a los q usan ropa rosa.
    3) lo se.... no creo q nadie me respete mas en mi vida.
    4) jajajajajajaj
    5) te quiero...
    besos mae!

    ResponderEliminar
  9. Como es imposible agregar algo al relato, diré, asumiendo con ello la certeza de estar siendo fiel a mis principios ideológicos desde la mayor ironía, que puta no es la que quiere sino la que puede ;)
    Clʚϊɞ

    ResponderEliminar
  10. jajajajaj!!!! Claire ud tmb es miembra de mi barra brava! y la quiero!!!!
    muchisimas gracias!!!

    ResponderEliminar
  11. me rei mucho muñequet :) gracias

    ResponderEliminar
  12. "Ese olor a puta barata me puede"... Y querias ser gay?? ajajaja Te quiero!!!

    ResponderEliminar
  13. estoy tentada mal!! leerlo en etapas le dio "suspenso" me encantó!!

    ResponderEliminar
  14. Excelente relato, mientras leía imaginaba un chucky caminando con remerita rosa apretada y pantaloncito chupin a cuadros!! jajaja..
    Solo me preocupa un punto : estoy gastando bastante dinero de mi sueldo en perfumes,para enterarme que los que coquistan son los baratos!! Oh dior! cuanto tiempo he estado en el camino errado!!! Saludos!!!

    ResponderEliminar
  15. Salí del closet de una vez...te queremos!!!
    Excelente como siempre!!!

    Vero

    ResponderEliminar
  16. excelente!!! yo tambien pienso que hay que probar de todo en la vida y para empezar le daria a Rito!! jajja a vos no te veo gay ni en sueños!! pantaloncito ajustado y remerita rosa!!! jajjaj te kiero muñekin!! en un dia negro me hiciste reir!! besis Rosana (@roclememt)

    ResponderEliminar
  17. Kauak de mi vida, muchisimas gracias como siempre!
    Sele, mi 1.0 hace q no pueda sentir mucho ese perfume q me mata! queda muy impregnado! jajajaja...
    vir, un placer q ud me lea! me pone nervioso!
    Almita, el perfume q mas me gusta es el perfume de la piel, pero el barato tiene su historia en mi juventud!
    Vero, me gustan tanto las mujeres q cuando me canse salgo!
    Rosssss, un placer sacarle una sonrisa a ud siempre!
    Besos para todas!!!!!!

    ResponderEliminar
  18. Lindo texto. Tres reflexiones: "Fue" no lleva tilde; los putos creo que ya no van a Santa Fe; y en la vida NO hay que probar de todo. Gracias ;)

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias x el comentario!
    Perdón por lo del acento!

    ResponderEliminar
  20. Excelente como llevas la historia,es muy buena.Ok yo amo leer y escribir no este tipo de cosas pero simplemente llego a traves de un RT y no pude contenerme y que muy pero muy satisfecha con tu salida al mundo gay.
    Lastima que ni siquiera entraste.Es muy bueno este blog tuyo me da risa y de que pensar a la vez,en fin muy lindo la remera rosa.@emilicaty

    ResponderEliminar
  21. Muchisimas gracias x tu comentario!
    espero q sigas leyendo!
    Besos!

    ResponderEliminar
  22. jajaja genial!! lo raro es que si te gusta tanto que te besen el agujero no probaste eso antes de hablar de futbol con el tal Gonzalo. El proximo día que se te ocurra ser gay por lo menos pensa en el beso anal antes de besar en la boca a un hombre... Exitos!!! jajaja sos un groso!

    ResponderEliminar
  23. "- Si, soy trolo. Y pensé que vos también lo eras. Andá a cagar hijo de puta."

    AJJAJAJAJA
    TE AMO JAJAJA

    ResponderEliminar
  24. Sandra, Hikki,
    muchisimas gracias x sus comentarios, voy a tratar de retomar la escritura!

    ResponderEliminar
  25. Siempre supe q eras un homosexual, y q te gusta q te hagan sexo oral. Marina

    ResponderEliminar